facebook.com/tipograficoadgco

Sergio Ramírez | Sardiez Fonts

Sergio Ramírez es estudiante de diseño industrial, se dedica al diseño tipográfico de forma independiente desde hace 6 años en Medellín, Colombia. Tuve la suerte de conocerlo personalmente en TL2008 Bogotá, evento organizado por ADGCO y apoyado por academias de DG bogotanas. TL2008 seleccionó su tipografía Sister para su muestra dentro de la categoría títulos. Manuel Corradine afirma que la “www” de sister es única en su género.

Su típografía Sra Stencil fué mencionada en el “Myfonts / In Your Face #22”.
¿Sra Stencil podría ser útil a alguien que necesite un look Graffiti (spray+pared)?

SR: Después de crear varios alfabetos surge Sra Stencil como un trabajo al cual le vi la viabilidad para llegar a convertir en fuente. Se caracteriza por ser una letra femenina y recatada, características que se oponen a la naturaleza de la mayoría de los stenciles. Resumiendo el proceso partió de un juego de formas geométricas y luego se fue afinando a través de diferentes parámetros que se van haciendo más exigentes para así mejorar la calidad y finalmente ser convertida en fuente.

Me costaría creer que Sra Stencil por su personalidad fuese útil para dar una apariencia graffiti, sin embargo creo que una de las fortalezas del diseño es la capacidad de redireccionar el concepto de las cosas, el encargado de determinar y juzgar la utilidad será quien la use de acuerdo al fin buscado.

Cuéntenos un poco sobre el desarrollo de Sra. Stencil y Sister.

SR: Ambas tienen en común un inicio basado en la geometría, las curvas eran construidas a partir de cuadrantes de elipses que a su vez estaban inscritas dentro de una cuadrícula (con la cual sigo casado para trabajar). Al ver que tanta rigidez lo único que arrojaba como resultado era curvas con una apariencia aporreada, comencé a alterarlas ligeramente y eliminar algunos nodos para conseguir una forma más natural.

En el caso de Sra. Stencil el enfoque es orgánico y ornamentado, sin dejar totalmente de lado la regulación de la geometría se hace menos estricto su cumplimiento para darle más limpieza a las formas.

Sister se basó en el mismo modelo de construcción cuadrícula con elipse pero fue una propuesta un poco más juguetona, después se fue formalizando poco a poco hasta que ahora las curvas son hechas con la idea de “ocultar los nodos” para conseguir una fluidez agradable (pienso que una curva con buena fluidez no debe poner en evidencia la posición de los nodos), otro componente para lograr la suavidad buscada es que hay un entendimiento de que el diseño de la contraforma es importante pues congenia con la forma.

¿Qué mueve su interés por el diseño de tipografías?

SR: La tipografía es un tema que me apasiona en parte por las múltiples posibilidades que permite su creación y su aplicación, disfruto mucho creando mis alfabetos como ejercicio creativo, algo que me gusta mucho es que permite jugar y experimentar, pero dentro de unos límites.

¿Cómo fueron sus inicios?

Como antecedentes siempre tuve interés por la escritura, pintaba alfabetos con pinceles desde que estaba en clases de pintura y lo mismo hacía en el colegio pero con lapiceros y usando la cuadrícula de los cuadernos como guía. Un día quise recrear digitalmente un alfabeto a partir de unos afiches con propaganda de la URSS;

luego quise hacer una copia de una fuente que me gusta mucho (obviamente nunca la distribuí ni comercialicé) y después hice fuentes para pantalla… sin darme cuenta ya estaba empapado.

¿Siente que los años lo han llevado por un proceso de auto-aprendizaje?

SR: Sí, cuando miro mis trabajos anteriores y detecto sus fallas puedo confirmar eso, veo lo que he avanzado, es un camino de construcción y remodelación de paradigmas. La mayor parte del tiempo me ha tocado ser mi propio profesor evaluándome y exigiéndome.

Aprender por mi cuenta tiene la desventaja de que no estoy absolutamente seguro a la hora de tomar decisiones certeras durante el diseño, pero la ventaja es que me permite desarrollar mi propio criterio y mantengo mi mente abierta lo cual, en conjunto con la inseguridad, me impide casarme con la primera propuesta que hago, siempre me presiono para proponer más de una solución así sea con variaciones mínimas.

Por otra parte sería injusto olvidar que he conseguido mucho a través de otros recursos como diseñadores gráficos, internet y libros lo cual me ha ayudado muchísimo a nutrir mi conocimiento.

Tengo entendido que usted tiene alrededor de 8 familias tipográficas ¿Podría relatarnos que características tienen?

SR: Podría ser más, algunas han sido traicionadas por mi memoria o por la tecnología. Más que familias muchos trabajos son simplemente alfabetos, algunos incompletos, que diseñé y se quedaron en el concepto, no continué desarrollando por no verles viabilidad o suficiente potencial, sin embargo creo que cada uno de ellos con sus características propias me ayudó a aprender cosas diferentes.

Soyuz está inspirada en un cartel propagandista de la URSS que vi una vez y me gustó mucho cómo la forma de las letras se simplificaba.

Mucha de mi inspiración viene de las tipografías de estos carteles y creo que por eso incluyo mucho el cirílico en los juegos de caracteres de todos los trabajos.

Perekrivat es una fuente modular construida con curvas de 90 y 180 grados, se caracteriza mucho por la rigidez de su estructura, este trabajo evidencia mucho cómo era mi pensamiento antes y sobretodo la dependencia de la cuadrícula, elemento presente en todos mis trabajos.

Alfa Flama usa como terminaciones del alfabeto una abstracción de la forma de la flama para aplicarlas a varios alfabetos, lo cual se posibilitó gracias a su desarrollo modular,

el resultado tiene sus elementos interesantes así como muchas cosas para corregir, este trabajo lo retomé hace poco, está en evolución y ha cambiado mucho para volverse menos modular.

Almávica es una serif cuyas curvas se construían a partir de cuadrantes de elipses, a veces círculos perfectos, es un desarrollo muy básico, evidencia de ello es que no tiene los ajustes ópticos necesarios, el aprendizaje con esta fuente es que ese apegó exagerado a las medidas exactas no termina arrojando resultados positivos.

En medio de todo hay unos trabajos que se han quedado sin nombre siquiera, son derivaciones de trabajos anteriores, pero igual quedaron inconclusos. Entre ellos uno que utiliza los mismos remates de Alfa Flama pero en un estilo gótico más ornamentado.

A partir de Sra. Stencil empiezo a hacer las tipografías “producibles”, esta se caracteriza por ser muy femenina y recatada con un aspecto orgánico complementado con ornamentación, quise incluir además un juego de ornamentos modulares que permiten varias configuraciones entre ellos para aumentar las posibilidades de la fuente.

Sister, la cual ha sufrido varios cambios, busca transmitir amabilidad a través de terminaciones redondeadas y curvas con mucha fluidez construidas con el principio que mencioné de “ocultar los nodos”. Ahora me encuentro trabajando en una versión redonda para tener una familia completa.

Viene en camino Trocha que se caracteriza por ser ornamentada y dramática con un sabor muy popular, el movimiento de las curvas es agresivo tratando de buscar soluciones impredecibles a la forma de las letras.

¿Cómo es la lógica de diseño que caracteriza a su fundición tipográfica?

SR: Yo me inclino más hacia la inspiración, lo cual supongo que es válido en diseño tipográfico. El proceso que hago como diseñador lo comparo con el de un detective que trata de reconstruir una historia, se parte de unas pocas letras que hacen las veces de pistas pues su función es aportar los datos más veraces de la historia, es decir que son los caracteres cuyos rasgos determinan más fuertemente la coherencia con el resto del juego de caracteres, estos caracteres por lo general surgen a partir de una exploración formal, su aparición puede ser accidental o planeada, no siempre empiezo determinando una función, entonces no se establece un norte que marque el camino a seguir.

A partir de esas pistas, que por su carácter determinativo no necesariamente son inalterables, empiezo a formular hipótesis (otras letras) que se van reevaluando o cambiando a medida que ahondo más en el diseño, la importancia de componer palabras en medio del proceso es que las letras al correlacionarse empiezan a delatarse incoherencias mutuamente y es ahí cuando hay que tomar decisiones, analizar fríamente para saber a cuál “creerle” su versión y así resolver las inconsistencias, trato de profundizar mucho en los detalles y me ayudo mucho de la cuadrícula para tener todo medido, es esta la forma como trato de acercarme lo más que puedo a esa “verdad”.

Al final hay una realidad construida por medio de la interpretación, lo mismo pasa en el diseño de tipografía, he descifrado un alfabeto pero no sé si las soluciones propuestas son las óptimas, podría pasar el resto de mi vida haciendo correcciones buscando el diseño perfecto como quien persigue la verdad absoluta sobre la historia, pero es una tarea de nunca terminar, creo que es por eso que dicen que el diseño de una tipografía nunca se termina sino que se abandona.

¿Cuándo podremos comprar sus nuevas fuentes?

SR: Es una pregunta muy difícil, trataré de tener varias listas para antes de que termine este año.

¿Cómo coordina su tiempo para equilibrar ambas actividades y su vida no académica?

SR: Al diseño industrial le dedico la mayoría del tiempo, a la tipografía le gasto el resto del resto del resto, es decir, muy poco, es por eso que me tardo tanto en desarrollar una tipografía. Trato de adelantar mis trabajos de la universidad para ganar tiempo. Con el diseño tipográfico constantemente estoy saltando entre tipografías para, después de un bloqueo, retomar el trabajo con la mente más oxigenada y con más ganas, así evito perder tiempo.

¿Cómo le ha ido estudiando diseño industrial en Medellín?

SR: Bien, pero a veces me gustaría que hubiese un mejor entendimiento de la carrera. Las dificultades se dan cuando uno se enfrenta a las ideas que tiene la gente sobre el diseño al considerarlo algo light, y que sólo resuelve los problemas superficialmente. Sin embargo creo que en Colombia hay un terreno abonado para el diseño industrial y parte de su explotación está en lo que hagamos nosotros para quitarnos la mala fama.

¿Qué consejos le daría a alguien que desee comenzar a diseñar tipografías?

SR: Primero recomiendo que lo hagan sin importar el tipo de motivación, diseñar tipografía es un juego de ingenio que estimula la creatividad y a desarrollar la capacidad visual (suena a carreta de vendedor de televentas, (pero lo digo en serio), a través del diseño tipográfico he aprendido principios que se pueden aplicar al diseño de otras cosas, a la vez que me ha hecho mucho más observador.

Que sea muy exigente, y si se enamora de su trabajo, que no deje que el enamoramiento ciegue su juicio. Sin embargo no debe perder la paciencia en el constante proceso de estar corrigiendo y evaluando, creo que a todos nos pasa que nos sentimos bloqueados o caminando en círculos tratando de solucionar un caracter, lo más recomendable es abandonar el proyecto por un tiempo largo (un lujo, yo sé) y dejar que la mente se despeje.

¿Algo más que quiera agregar a esta entrevista?

SR: Agradezco que me hayan tenido en cuenta para participar a pesar de tener apenas un trabajo completamente terminado, espero que compartir mis ideas haya sido de ayuda.